Sesión 3 – La diferencia entre el amor y la pasión (ilusión)

La última sesión vimos que si queremos experimentar la plenitud en nuestra vida, si queremos tener un carácter capaz de soportar las grandes pruebas de la vida, no lo podemos hacer separados de Dios. Si le buscamos a El por sobre todas las cosas, obtendremos como resultado bendición en todas las áreas de nuestra vida. Al buscarlo, vemos que no podemos acercarnos a El a menos que sea por medio de la fe en el Señor Jesucristo, quien pagó la culpa por nuestros pecados y por quien recibimos la salvación y la vida eterna. Una vez acercados a Dios, podremos experimentar verdadero crecimiento y satisfacción.

En esta oportunidad, hablaremos de la gran diferencia que existe entre el verdadero amor y las ilusiones o pasiones pasajeras. ¿Es posible reconocer el verdadero amor? ¿Existe algo así, o solo es tema de películas de cine o de historietas? Estas preguntas y otras las responderemos en esta sesión. Pero antes de ello pongamos como base un concepto importante:

Nuestro carácter se evidencia en el estilo de vida que llevamos y las decisiones que tomamos

No podemos hablar del amor o de tener la capacidad de reconocer el verdadero amor cuando en nuestro corazón albergamos odios, rencores, vicios, hábitos perniciosos, mentira, venganza y demás pecados que dirigen nuestra vida. Ojo que no los llamo problemas, conflictos, complejos, porque no lo son. Son PECADOS, desagradables delante de Dios y causados por el hecho de que estamos separados del Señor y somos pecadores por naturaleza. ¿No lo crees así? Mira la siguiente imagen:

inicio

Después de haber visto la siguiente imagen, ¿crees que eres mejor que estas personas porque no cometes sus mismos actos? Probablemente no hayas robado, o matado (porque el aborto es eso, asesinato), o sido infiel; pero has mentido, has envidiado, has sentido odio. Y delante del Señor todos los pecados tienen el mismo castigo: la muerte o separación de Dios. Entonces estamos en un problema porque nuestro estilo de vida evidencia que es lo que hay en  nuestro corazón.

Por lo tanto, antes de pensar en el amor verdadero, la pregunta que debemos hacernos es: ¿tengo un carácter agradable a Dios? ¿mi estilo de vida obedece al Señor, estoy seguro que no estoy separado de Dios, en condenación y rumbo a la muerte eterna? Porque de lo contrario, mis estimados amigos, cualquier otra cosa que hagamos antes de asegurarnos de este punto principal será como construir un castillo de arena o de naipes: en algún momento se va a caer.

Impulsos sexuales y pasión

Cuando Dios creó al hombre, lo hizo con una sexualidad definida: varón y mujer. Adán y Eva, no Adán y Esteban, ni Gloria y Eva. Creó al hombre y la mujer con características muy distintas, pero que se complementan perfectamente, reflejando ambos la gloria y sabiduría de Dios. Parte de estas características con las cuales Dios nos creó incluyen la sexualidad y las maneras como ésta se manifiesta y canaliza: las emociones, los sentimientos y los impulsos sexuales.

Diapositiva5

Tanto hombre como mujer, cuando empiezan su madurez sexual experimentan deseo sexual. En los hombres es mas fuerte este aspecto, por cuanto son motivados por la vista mas poderosamente que las mujeres; éstas son motivadas por diversos factores mas subjetivos que la simple visión de un cuerpo desnudo. Sin embargo, ninguno de ambos son malos en si mismos. Sin embargo, por cuanto somos pecadores por nacimiento y naturaleza y no hemos resuelto ese problema delante de Dios, todo lo que hacemos y vivimos esta distorsionado por el pecado. Por ende, mal usamos la sexualidad que hemos recibido. Prueba de ello es la pornografía, los diferentes vicios sexuales, desviaciones, etc.

Dios nos dio la sexualidad para que sea un medio de compañerismo, placer, gozo y bendición entre un hombre y una mujer comprometidos en un pacto matrimonial. Sin embargo, no es eso lo que hemos hecho. La hemos usado para denigrar, humillar, comerciar, para nuestro deleite personal sin importar los demás. Eso se llama LUJURIA y Dios aborrece la lujuria. Es pecado delante de Dios, no el sexo, sino la desviación que se ha hecho de el.

Todo sobre el amor

Pero ¿que es el amor? ¿Como lo podemos definir o reconocer? Bueno, aquí tenemos unas cuantas características y señales que nos pueden ayudar a reconocerlo:

Diapositiva9

Los impulsos sexuales, los sentimientos románticos son pasajeros. Son volubles y cambiantes; pero lo duradero es la amistad que ambas personas tengan entre sí, el compromiso, respeto, fidelidad que se tengan como pareja. Eso no se destruye con el tiempo, mas bien debe fortalecerse cada vez mas.

Diapositiva10

Si comparamos el amor contra la lujuria, veremos que ambas son completamente diferentes. Ambas se expresan por medio de los sentimientos e impulsos; pero el amor va mucho mas allá: se trata de buscar la felicidad y bienestar del otro sin esperar nada a cambio. La lujuria es todo lo contrario: pide en vez de dar, exige y busca satisfacción aun a costa de la otra persona. No podemos guiarnos de los sentimientos o de los impulsos solamente para pensar que se trata de amor verdadero. Debemos ir al meollo del asunto, el corazón. ¿Que buscas cuando quieres iniciar una relación con otra persona? ¿Estas seguro que puedes TU ser una persona capaz de dar y buscar la felicidad de la otra persona, antes que buscar tu propia felicidad?

Diapositiva12

El amor de Dios

Antes de decir nada al respecto, quiero que por favor puedas ver este pequeño video:

El amor de Dios se muestra en el sacrificio de su Amado Hijo Jesucristo.

 

La respuesta es SI! Si existe un amor incondicional, que busca lo mejor para nosotros. Es el amor de Dios, el mayor y mas puro amor que jamás podremos conocer. Examinemos un poco mas al respecto:

Diapositiva13

Diapositiva16

La mayor demostración de amor que Dios nos ha dado es haber entregado a su Santo Hijo, inocente y sin culpa alguna, en pago por nuestros pecados. El sufrió la muerte mas vergonzosa y cruel de esa época (y creo que de todas las épocas) porque pagó el castigo de nuestros pecados delante de Dios. Les había dicho que la paga del pecado es la muerte. Dios es bueno, pero es justo también y no puede pasar por alto el castigo. Alguien debía pagar; pero Dios nos ama y no quiere nuestra perdición. Entonces envió a su propio Hijo para que el sufra en nuestro lugar y nos de la salvación! ¿Puedes ver cuan gran amor tiene Dios por mí y por ti?

Diapositiva14

La verdad es que no podemos dar lo que no hemos recibido. No podemos dar verdadero amor si no hemos conocido personalmente al Amor verdadero: el Señor Jesucristo. ¿Por que? Porque somos egoístas por naturaleza, pecadores que solo sabemos hacer bien lo malo. ¿Como podríamos experimentar el amor verdadero en nuestras propias capacidades, sin Dios? No es posible, si no me crees entonces ¿porque el mundo esta como esta? Porque estamos apartados de Dios, y sin El no podemos conocer el verdadero amor. Pero con el Señor si podemos conocer, experimentar y dar verdadero amor a otra persona.

Entonces, quedemos con la esencia de esta sesión:

Si queremos experimentar el verdadero amor, no podemos hacerlo separados de Dios. El es el amor verdadero y lo ha demostrado entregando a su Hijo en sacrificio por tus pecados y por los míos. Yo debo pedirle al Señor que me perdone por mis pecados, que me haga su hijo(a) y que me enseñe el verdadero amor para que también podamos darlo a una persona cuando sea el tiempo de hacerlo. De lo contrario, solo experimentaremos confusión, dolor y muerte porque sin Dios somos egoístas y pecadores por naturaleza.

Tu decides!

Acerca de rtello2010

Peregrino de esta vida, camino en ella hace 31 años. Cometí muchos errores en mi vida; pero ahora conocí la verdad y fui transformado por ella. Por eso puedo decir: Para esto nací y para esto el Señor me permitió nacer en este mundo: Para conocer la verdad y dar testimonio de ella. Soy un testigo fiel, hablo por experiencia; porque fui transformado por la verdad.
Esta entrada fue publicada en Sexualidad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sesión 3 – La diferencia entre el amor y la pasión (ilusión)

  1. El mundo puede haber cambiado sxualmente como dicen los autores del libro, pero la Palabra de Dios no cambia y lo que fue considerado como pecado en el pasado por las Escrituras. Debemos recordar el consejo que nos da Dios a los matrimonios en Su Palabra. Heb 13:4. Sea el matrimonio honroso en todos, y el lecho matrimonial sin mancilla, porque a los inmorales y los adulteros los juzgara Dios. Tambien “porneo” de donde tambien proviene la palabra pornografia; y que habla de relaciones sexuales ilisitas; y de manera metaforica a la idolatria. Bendicion para ti Ruben.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s