Sesión 4 – Mitos acerca del sexo

En la sesión anterior, aprendimos que si queremos experimentar el verdadero amor, no podemos hacerlo separados de Dios. El es el amor verdadero y lo ha demostrado entregando a su Hijo en sacrificio por tus pecados y por los míos. Yo debo pedirle al Señor que me perdone por mis pecados, que me haga su hijo(a) y que me enseñe el verdadero amor para que también podamos darlo a una persona cuando sea el tiempo de hacerlo. De lo contrario, solo experimentaremos confusión, dolor y muerte porque sin Dios somos egoístas y pecadores por naturaleza.

En esta sesión, aprenderemos cuales son los principales mitos que se tejen alrededor del sexo. Muchos de ellos son producto de la ignorancia, del desconocimiento de los principios de Dios sobre la sexualidad humana, y muchos de ellos también son alimentados por una sociedad que se ha sexualizado por completo. ¿Como así? ¿Que tiene que ver la sociedad con el concepto que tenemos del sexo? Bueno pues, eso es lo que veremos a continuación:

Una sociedad sexualizada

En primer lugar, ¿podemos identificar los siguientes programas?

sociedad

Estos programas, películas, series y demás (sin considerar muchos otros más, que por cuestión de espacio no he colocado aquí), se encuentran entre los mas vistos por nuestra sociedad limeña. Estoy seguro que en otros países funciona de la misma manera. Cambiemos los nombres, los protagonistas, pero la esencia es la misma: una sociedad donde los valores han sido tergiversados, donde se dan las siguientes características:

  • Ataca directamente a la moral

  • Lo correcto ha sido reemplazado por lo practico, deseable o lo que hace la mayoría

  • Eres bombardeado todos los días con contenido sexual, erótico que promueve promiscuidad, libertinaje, pornografía en diferentes grados

  • Afecta y ataca la razón, la sabiduría y la prudencia

  • Distrae, embrutece, desvía de lo importante hacia lo tonto, sin sentido y sin propósito

¿Cómo crees que tu mente queda después de ser expuesta a tanta corrupción? Imagina cuantas personas se sientan detrás de un televisor horas tras horas consumiendo programas donde se exalta el sexo desenfrenado, la doble moral, el engaño, el adulterio, la fornicación, las relaciones sexuales ilícitas, la violencia. Eso es lo que viene consumiendo nuestra sociedad hace muchos años y nadie dice nada al respecto.

image

Un breve análisis de nuestra sociedad moderna

Podemos definir nuestra sociedad con algunas palabras, las cuales nos ayudarán a entender como es nuestra juventud ahora y porque es que tenemos los problemas que tenemos en la actualidad. Como lo hemos dicho anteriormente, si nos alejamos de la Palabra de Dios, siempre tendremos consecuencias negativas.

  1. Una sociedad materialista: Afecta y ataca el propósito del ser humano. Cobra mas importancia los bienes, comodidades y logros que podamos obtener antes que otras cosas como los valores, las convicciones. Tenemos que tener en cuenta que hay cosas mas importantes en la vida que la vida misma. Pero esta sociedad, con su énfasis exagerado en los logros materiales ha engendrado una generación sin ideales, sin convicciones, sin nada por que morir y muy poco por que vivir.
  2. Una sociedad consumista: Afecta y ataca la real perspectiva de la vida. Pone mas valor en los bienes y en obtenerlos que en las personas y quien eres; además de que las personas se vuelven esclavas a su trabajo, deudas, y deseo compulsivo de tener siempre lo mejor, lo mas nuevo, lo mas caro. Es una carrera sin fin, porque siempre habrá algo mas novedoso, algo que no tengo, algo que no he conseguido aún.
  3. Una sociedad humanista: Afecta y ataca la identidad del ser humano. Pone al ser humano como el centro del universo y el único arquitecto de su destino, sin tomar en cuenta que no existe verdadero desarrollo personal separado del Autor de las personas: Dios. El humanismo ha mostrado su impotencia para cambiar el mundo porque el hombre no se puede cambiar a si mismo. Sólo Dios puede cambiar la naturaleza corrompida del ser humano.

El hombre se encuentra separado de Dios por naturaleza. Sólo Dios, a traves de la fe en su Hijo Jesucristo nos puede acercar a El y cambiar

Con una sociedad así, ¿entiendes ahora porque hemos fracasado en combatir la delincuencia, los abortos, la violencia sexual? ¡Nosotros mismos fomentamos y alimentamos la maldad que ya se encuentra presente en el ser humano! En vez de buscar a Dios y su palabra, nos alejamos mas y mas de El, en una espiral descendente que nos esta llevando a los mismos infiernos. Mira los noticieros todos los días y podrás corroborar lo que digo. Nos estamos derrumbando como sociedad.

“Estamos perdiendo el sustento de ideales y convicciones sobre los que basar nuestra vida y la convivencia en general. Es tiempo de buscar a Dios”

Mitos acerca del sexo

Esta sociedad, sexualizada y alejada de Dios ha generado diversos mitos sobre el sexo, los cuales enarbola como verdades aceptadas por todos; pero un ligero examen nos ayudará a ver que realmente son mentiras, falacias inventadas por la conveniencia y la degradación en la que nos encontramos. Los principales mitos son:

  1. Mito #1: “Convivamos a ver si resulta”. Es una mentira porque ataca la palabra clave del amor verdadero: compromiso. Esa palabra convivencia realmente significa “quiero los beneficios de una relación (sobretodo los sexuales) sin la responsabilidad que demanda una relación. No necesitas convivir con la otra persona para ver si resulta, ¡necesitas comprometerte a un amor fiel, verdadero con la otra persona para que resulte!
  2. Mito #2: “Yo lo(a) voy a cambiar con mi amor”.  Es una mentira porque ataca la palabra clave del crecimiento: responsabilidad. Tu no debes cambiar a nadie, cada uno es responsable de sus actos delante de Dios y delante de los demás. Si la persona con la que te relacionas no actúa correctamente ahora, es una MENTIRA que cambiará una vez que hayan profundizado la relación. Créeme, será mucho peor que ahora. Solo Dios puede cambiar al hombre.
  3. Mito #3: “Si te causa placer, hazlo!”. Es otra mentira porque ataca la otra palabra clave del crecimiento personal: dominio propio. Si no puedes dominarte a ti mismo frente a tu pareja, no lo harás frente a otras personas que llegues a conocer y te puedan gustar, tanto o mas que tu pareja.
  4. Mito #4: “Si me amas, pruébamelo”. Esta es una mentira muy antigua, llamada la “prueba del amor”. Ataca la naturaleza del amor verdadero: la paciencia, la espera y el deseo de dar lo mejor al otro, no de obtener lo mejor para mí. Si realmente amas a la otra persona, la esperarás el tiempo que sea necesario con el fin de hacer las cosas correctamente. El verdadero amor sabe esperar.
  5. Mito #5: “Podemos jugar sexualmente sin penetración”. Esta mentira ataca el sentido común. ¿Cuanto tiempo crees que puedes jugar así sin culminar una relación sexual? No nos engañemos, no se puede jugar con fuego sin quemarse, y sobre todo no se pueden tomar decisiones de esa manera tan infantil sin pensar en las consecuencias: embarazados no deseados, enfermedades venéreas, engaño, desilusión, etc.
  6. Mito #6: “Todos tienen relaciones sexuales”. Si, es muy cierto. La mayoría de las personas viven una vida promiscua, libertina; pero no porque todos se tiren de un barranco, tu lo debes hacer ¿verdad?. Debemos ser personas de convicciones, no de conveniencia. Si tu pareja no tiene convicciones claras, ¿como crees que será una vida entera al lado de una persona que cuando se presente la mejor oportunidad la tomará, aun si eso significa hacerte daño?
  7. Mito #7: “El sexo es para disfrutarlo”. Esta es una media verdad; pero sabemos que una media verdad es una mentira completa. Si, el sexo es para disfrutarlo, porque Dios lo creó con ese fin; pero es para disfrutarlo en el contexto del matrimonio, junto a la persona con la que te has comprometido de por vida, no para usarlo para tus propios placeres, de una manera desordenada y sin considerar a quien puedes dañar. Esta mentira ataca el diseño de Dios para el sexo: ha sido creado para ser disfrutado en la relación matrimonial, con la bendición de Dios, en amor, respeto y fidelidad.
  8. Mito #8: “Debemos tener relaciones sexuales para ver si somos compatibles”. Esta es una mentira muy perversa, porque ataca la intimidad que debe haber en una relación amorosa. Si la verdadera base y criterio para juzgar el éxito de una relación fuera la calidad del sexo que tengas con la otra persona, entonces tu pareja ideal debería ser una pornstar o una prostituta muy experimentada!
  9. Mito #9: “Si tenemos sexo, nos uniremos mas”. Esta mentira ignora el hecho de que la unión no viene como consecuencia del sexo, sino de la amistad y el compromiso. Si fuera verdad que solo el sexo nos une, entonces todos los matrimonios de mas de 60 años deberían fracasar, porque no creo que ancianos de esa edad o mas sigan teniendo el mismo ritmo en su vida sexual como cuando se casaron ¿no crees?
  10. Mito #10: “Tener relaciones sexuales con varias personas me da experiencia”. Esta mentira desecha lo hermoso que es dar ese regalo de tu virginidad a esa persona especial con la que te comprometes a compartir el resto de tu vida. No necesitas experiencia sexual para que una relación amorosa funcione, necesitas ser una persona que sepa amar con verdadero amor y que te comprometas con esa persona especial. Normalmente, mientras mas experiencia sexual tengas, mas propenso serás a fracasar en tus relaciones futuras, porque siempre estarás comparando, evaluando como es esta persona con la que estas actualmente con respecto a las anteriores. Y créeme, eso no es bonito para nadie.

image

Entonces, ¿a quien vas a creer? ¿A los mitos de una sociedad sexualizada y apartada de Dios, o a los mandatos que el Señor ha establecido para tu bienestar y el de tu familia?

image

Entonces, quedemos con la esencia de esta sesión:

Vivimos en medio de una sociedad que se ha apartado de Dios, materialista, consumista y que promueve el sexo ilícito. Ha establecido una serie de mitos, mentiras que aparentan ser verdad, pero que tienen terribles y graves consecuencias; porque no podemos desobedecer los mandatos de Dios sin experimentar las consecuencias. Aun así, Dios es bueno y nos da su verdad, la Palabra de Dios para que nos guiemos por ella y podamos experimentar la salvación de nuestras almas por la fe en el Señor Jesucristo, el perdón de nuestros pecados pasados y futuros, y la bendición en todo lo que hagamos.

Tu decides!

Acerca de rtello2010

Peregrino de esta vida, camino en ella hace 31 años. Cometí muchos errores en mi vida; pero ahora conocí la verdad y fui transformado por ella. Por eso puedo decir: Para esto nací y para esto el Señor me permitió nacer en este mundo: Para conocer la verdad y dar testimonio de ella. Soy un testigo fiel, hablo por experiencia; porque fui transformado por la verdad.
Esta entrada fue publicada en Sexualidad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s